Historia del carnaval: una fiesta que ha ido evolucionando con el tiempo

¡Llega el carnaval! una época en la que todos vamos a pasarlo en grande disfrazados de piratas, romanos, princesas, astronautas y mucho más. Nuestros peques disfrutarán del carnaval como nunca gracias a su imaginación y nuestra ayuda.

El carnaval, ¿sabes de dónde procede esta celebración?

El carnaval es una de las pocas fiestas de origen pagano que han perdurado en nuestra cultura. Posiblemente porque la iglesia, en su afán por facilitar la conversión de los pueblos, la adaptó y permitió, otorgándole un fin religioso.

Existen registros de fiestas similares al carnaval desde la época de los sumerios, es decir, hace 5.000 años. Hablamos de 3.000 años antes del nacimiento de Cristo, lo que evidencia la procedencia no cristiana de la celebración. Esa fiesta sumeria se extendió (o surgió) en muchas civilizaciones.

Por ejemplo, los egipcios celebraban una fiesta muy similar en honor al dios Apis, el toro, y los romanos en honor a Baco, dios del vino. Seguro que has visto en la ficción ese tipo de fiestas, en dónde los participantes se rendían a todo tipo de placeres escondidos tras una máscara.

Y es este hecho, el de cubrirse la cara, donde encontró utilidad en el cristianismo. Con la expansión de la religión la fiesta adoptó el nombre de carnaval como la conocemos ahora, y se situó justo antes de la cuaresma. La cuaresma es una época en la que, tradicionalmente, los cristianos debían practicar la abstinencia, ayunar, rezar… durante 40 días.

Ante la perspectiva de 40 días tan aburridos, el cristianismo creyó interesante establecer en el calendario unos días de fiesta. Las tradiciones paganas les vinieron muy bien para dar pié a una fiesta en donde despedirse de la carne y de otras pasiones y vicios, y en las que dar rienda suelta a diversos placeres, escondidos tras una máscara que preservaría el anonimato y el honor de los participantes.

De esta forma, desde el jueves lardero hasta el martes de carnaval, los cristianos celebraban la época del año en la que, posiblemente, más libres de espíritu se sentían. Nuestra celebración actual ha dejado de lado la influencia del cristianismo y se ha convertido en algo más lúdico y divertido. No necesitamos ya el carnaval para poder disfrutar sin el control de la iglesia, pero aún así seguimos aprovechando la ocasión para disfrazarnos y ser “otras personas” por un día.

La celebración del carnaval en la actualidad:

El carnaval es una época para disfrutar con los amigos y la familia gracias a la desinhibición que a veces provoca el ir disfrazado. Ya sea en fiestas privadas o públicas, como las cabalgatas que se celebran en algunas ciudades, nos disfrazamos y nos creemos otra persona por un tiempo. Nos transformamos en astronautas, piratas, policías, etc. Dejamos que nuestra imaginación juegue un papel importante volviendo a ser niños o disfrutando con nuestros peques.

Y para dejar volar esa imaginación, nada mejor que ir bien caracterizado. An ALI Juguetes contamos con más de 20.000 productos que te ayudarán a que tu fantasía sea la de todos en carnaval. Si buscas un disfraz o un complemento, ¡nosotros lo tenemos!

Disfruta del carnaval con tus amigos y familiares, y no olvides dejar que tus peques vivan emocionantes aventuras. Te dejamos con nuestro vídeo de carnaval 2018:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *